Skip to main content
English | Español

Jubilado da publicidad al sindicato de Boilermakers en American Pickers

[+]Agrandar

Wilson Mull, un miembro retirado de L-29 (Boston), aparece en American Pickers del History Channel e intercambia algunos de sus viejos letreros y estufas antiguas de su extensa colección.

Los anfitriones del programa intercambian antigüedades

Wilson Mull, un miembro jubilado del Local 29 (Boston), intercambió en directo con los anfitriones de American Pickers (Recolectores Americanos) del History Channel, durante un episodio del programa en diciembre. Además de ganar dinero vendiendo antigüedades, dio a los Boilermakers una mención positiva al principio del programa, grabado en su casa en Rochester, Massachusetts.

“Cuando vinieron a filmar, yo tenía una camiseta de los Boilermakers”, dijo Mull. “Les gustó eso porque las personas que dirigían las cámaras estaban sindicalizadas”. Le dijeron que algo sobre los Boilermakers definitivamente iría en el último programa.

American Pickers, presentado por Mike Wolfe y Frank Fritz, es un programa de realidad que viaja por los Estados Unidos explorando las colecciones antiguas y chatarra de la gente. El anfitrión entonces adquiere artículos para vender por internet y en sus dos tiendas.

“Tengo una extensa colección de estufas antiguas que empecé en los años setenta”, dijo Mull, quien confiesa que sus antigüedades ocupan mucho espacio en su casa y su granero de tres pisos.

El programa descubrió a Mull después de contactar a una sociedad histórica local. Se comunicaron con Mull en octubre. Luego enviaron un equipo de avanzada para ver su colección y tener una idea de lo que podría vender.

“Ellos querían asegurarse de que yo era una persona con la que podían tratar”, dijo Mull. “A ellos les gusta un poco de comportamiento errático porque eso es parte del programa”.

Mull dijo que el concepto general de American Pickers es el trueque, por lo que accedió a aparecer en el programa. “Yo vi [el programa] como una posibilidad para vender parte de mi colección, básicamente”, dijo Mull, que ha estado recolectando durante casi cinco décadas. Canjeó tanto que los Recolectores tuvieron que llevar dos pequeños camiones, alquilados, para transportar todos los artículos adquiridos.

“Resultó ser muy divertido.” Su parte favorita del programa fue la venta de varios letreros que compró en la década de 1970, que costaron alrededor de $1.50 en aquel momento y se vendieron entre $700 y $800.

“Fueron personas sorprendentemente agradables”, dijo Mull.

Últimas Noticias

  • Ed Atwood pide comentarios de los ex Boilermakers que trabajaron en el proyecto del Arco Gateway en los años sesenta.

    Antiguos miembros del L-659 crean Arco Gateway ‘bebé’

    Leer Más

  • El personal del sindicato Internacional y los voluntarios del L-S234 participan en una campaña de organización interna para los trabajadores de Tennsco.

    Organizadores suman 78 miembros al L-S234

    Leer Más

  • El mayor retirado de la Fuerza Aérea de los EE.UU., Brian Shul, describe su experiencia volando el avión espía SR-71 Blackbird.

    Líderes del Sector Industrial se reúnen en Las Vegas

    Leer Más

  • De izquierda a derecha:  Casey Jensen, presidente fideicomisario; Robbie Grant, presidente; Scot Albertson, gerente de negocios-secretario/tesorero; Cody Anschutz, hijo de Wade Anschutz; Zach Hayes, secretario de actas; Marissa Riddle, hija de Lori Manroe; Lori Manroe; John Seward, inspector; Garrett Helmich, hijo de Billie Helmich; Billie Helmich; Jordyn Corn, hija de Jeff Kuzelka; y Jeff Kuzelka. No fotografiado: Jordan Elam, hijo de Richard Elam.

    Locales otorgan becas para el 2017

    Leer Más

  • Jubilado elogia tío Boilermaker

    Leer Más